Quiero vender más

dalbado,ventas,marketing,para,la,pyme

 

Una de las cosas que me dicen siempre ante una consulta es esta, Quiero vender más!! o lo que es peor… Necesito vender más!! En muchas ocasiones no se trata de vender más, sino de vender mejor; pero eso es “harina” para otro post. Vender más no es tan difícil si se sigue una pauta de acciones y actitudes que se orienten a ello, a vender, y no a esperar a que le compren a uno… y es que a uno le cambia la visión cuando conoce el fondo del problema.

 

Algunas sentencias sobre ello:  


Convierte la venta en algo agradable: si para ti la venta es un proceso desagradable, – fuera de tu zona de confort – el problema lo llevas dentro, se trata de cambiar tu actitud hacia esta función tan importante de la empresa y tomarlo como algo que te pertenece, no creas que nadie va a representarte mejor que tú mismo/a, nadie va a tener el compromiso ni el conocimiento que tú tienes sobre tu negocio, mentalízate que esta parte de la empresa también es tuya, te pertenece y depende de ti. Si te formas en este área y te lo tomas en serio adquirirás habilidades y técnicas que te ayudarán, vender te resultará divertido y te reportará satisfacciones mayores de lo que crees.

 

Vender requiere dedicación y tiempo: lo normal es orientar el día a día a las tareas más cercanas a la zona de confort, que generalmente dista de la venta… muchas veces a esta función “incómoda” se le dedica atención de forma reactiva (cuando no queda más remedio), en este punto se “nos nota que necesitamos vender”, no transmitimos buenas “vibraciones”, y cuesta más generar confianza ya que estamos afectados por la presión.


Traza objetivos de venta a lo largo de la semana, mes y año. Objetivos que sean alcanzables y medibles en el tiempo, claros y concisos, y ponte a trabajar desde el primer momento en ellos. De esta forma estaremos en sintonía con las necesidades del negocio desde el principio y se creará en ti el hábito de vender como algo natural y propio en tus tareas diarias. Si no te pones objetivos, te costará avanzar, y quedarte quieto te puede costar muy caro.

 

Estrategia: si ya tienes tus objetivos has de trazar una estrategia clara, no te reprimas, piensa en grande, la vida ya te pondrá suficientes frenos como para que tú mismo te pongas límites.


Monta un plan de acción coherente para conseguir esos objetivos que te has creado. Establece tácticas de venta, argumentaciones a las objeciones comunes, rutas, trabaja bien las BBDD… se vendedor.

 

Si pasado el tiempo establecido no se han cumplido los objetivos, analiza por qué, se objetivo y autocrítico/a con lo que estás haciendo y con lo que no estás haciendo, estudia los fallos de la estrategia o las actitudes que te han perjudicado y ARREGLALO.

 

Cuestiónate: todos tenemos hábitos de conducta en nuestro día a día, también en el entorno laboral los tenemos, posiblemente algunos de ellos no son todo lo buenos que deberían ser, la cuestión es ¿los has detectado?, ¿te conoces realmente?. Acostumbramos a culpar a otros de nuestros fracasos, cuando la mayoría de las veces que nos pasa es precisamente por nosotros mismos, sin embargo es mucho más fácil quejarse de la crisis, del mercado, de la competencia…

 

Haz una batería de tus puntos débiles, escríbelo (escribir ayuda mucho para tomar conciencia de un hecho… os lo aseguro). Una vez realizada esta tarea, apunta al lado de cada ítem cómo lo solucionarías, intenta dar más de una respuesta y analiza bien lo que escribes ya que en muchas de estas respuestas está la realidad, el problema de fondo.


Dalbado,ventas,marketing,para,la,pyme,sal,fuera,haz,cosas,reinvéntate


Guionízate: existen pocos vendedores “natos”, aquellos que todos sabemos identificar y son capaces de vender “cubitos de hielo a un esquimal”… en realidad, la mayoría de los vendedores somos circunstanciales, aprendemos y actuamos en la venta como lo haríamos en otra disciplina, el problema es cuando actuamos sin antes haber aprendido.

 

 

La venta se basa en las relaciones humanas, si no perfeccionas las técnicas de relación (que existen y son muy potentes) será difícil que llegues a profesionalizarte bien en este oficio. Es tu responsabilidad perfeccionarte en este ámbito lo mejor posible ya que de esta habilidad dependen muchas cosas, entre otras probablemente tu propia empresa, ya que sin ventas (sin clientes) no hay empresa.

 

Créate un guión de ventas y memoriza las argumentaciones, no dejes al azar algo tan importante como son las ventas.

 

Cada vez que algo salga mal, apúntalo y analiza qué ha faltado o qué ha sobrado, y sobre todo si el fallo ha estado en tu preparación.

 

Cada vez que alguien me hace caso, acaba comprándose una libreta… eso es normal, yo tengo unas cuantas…

 

Espero que estos apuntes te sirvan, recuerda que no triunfa el más fuerte, sino el que mejor se adapta.

 

 

Quizás te interese saber un poco más sobre quien ha escrito este artículo, soy  Diego Albadalejo (Fundador de Dalbado) y me gustaría transmitirte que compartir este contenido si te ha resultado interesante dice mucho de tu generosidad por repartir la experiencia y conocimientos que he adquirido como profesional de la venta todos estos años, gracias.

 

Puedes contactar conmigo mediante el formulario de contacto o telefónicamente 687 91 53 55 de 9:00 h a 19:00 h de lunes a viernes.

Me interesa tu opinión y si tienes algo que comentar puedes hacerlo a continuación...

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Ángel Piñeiro (viernes, 17 abril 2015 10:29)

    Excelente propuesta para sacarnos de nuestra zona de confort :)

  • #2

    Manuel Ángel Rodríguez (viernes, 17 abril 2015 10:30)

    Una vez más coincido en muchos puntos con Diego, enhorabuena por tu rediseño ;)